FINCA SIMEÓN

Parque Vista Alegre

Líneas de bus urbano

Cualquiera de estas líneas tiene parada a muy pocos metros de distancia, en el barrio de Vista Alegre y en Santa Isabel.

Línea 4: Romaño / Vista Alegre / Las Cancelas

Línea C2: Est. de autobuses / Fontiñas / Hospitales / Vite / Est. de autobuses

Línea C4: Est. de autobuses / Vite / Hospitales / Fontiñas / Est. de autobuses

+info: Tussa: Transporte urbano

Aparcamiento

Parking Galeras

Aparcamientos gratuitos en Santa Isabel

Orígenes

Propiedad del Consorcio de la Ciudad de Santiago desde 1995 y después de una importante tarea de rehabilitación en base al proyecto del paisajista Arata Isozaki y el arquitecto César Portela, pasa a ser parque público en septiembre de 2003.

Aparece en los planos de la ciudad en 1796 como Huerta de San Martín, propiedad del Monasterio benedictino de San Martín Pinario, siendo a principios de siglo XX residencia y propiedad de la familia Simeón, importantes banqueros y empresarios de la ciudad de Santiago de Compostela.

Situada a muy poca distancia del centro histórico, en el barrio de Vista Alegre, Finca Simeón tiene una superficie aproximada de 35.000 metros cuadrados, en los que podemos admirar un hermoso jardín de inspiración barroca, con múltiples especies de flores, plantas y árboles, pero también descubrir importantes edificaciones representativas de diferentes estilos arquitectónicos, y otros elementos ornamentales, que sin duda, nos harán disfrutar de nuestra visita.

Entrada principal a la finca Simeón

¿Qué ver?

La Alameda merece un recorrido pausado, durante el que ir descubriendo, ejemplar tras ejemplar y en contraste, toda la riqueza de su patrimonio botánico y cultural.

[showhide more_text=»Leer más» less_text=»Ocultar» type=»link2″]

VEGETACIÓN

La distribución de los espacios verdes en sus jardines, está inspirada en los grandes pazos de la nobleza gallega de los siglos XVI a XVIII. En este parque podremos disfrutar de una amplia variedad de plantas, árboles y arbustos con flor, así hasta un total de 60 especies vegetales diferentes.

Destacan en el cenador un boj (Buxus sempervirens), un aligustre (Ligustrum lucidum) de gran tamaño, así como una hermosa glicinia (Wisteria sinesis). Componen el conjunto de la finca hortensias (Hydrangea macrophylla), camelios (familia Theaceae), lilos (Syringa vulgaris), magnolios (Magnolio grandiflora) e incluso un pequeño bosque donde conviven diversas especies, tanto autóctonas, como foráneas. Así podemos encontrar castaños (castanea sativa), cedros (Cedrus.), fresnos (Fraxinus excelsior l.), abetos (Abies alba), robles (Quercus robur L.), palmeras (familia Arecaceae) y araucarias (Araucaria araucana).

Al pie de los senderos de Finca Simeón podemos ver también numerosos árboles frutales: manzanos (Malus pumila), perales (Pyrus communis), naranjos (Citrus x sinensis), avellanos (Corylus avellana), cerezos (Prunus cerasus), plátano común (Plátanus x hispánicas), nogales (Juglans regia), y varios ejemplares de laureles (Laurus nobilis), etc.

ARQUITECTURA

En Finca Simeón podremos descubrir elementos que van desde la arquitectura tradicional gallega, hasta las tendencias más vanguardistas en varios de sus edificios.

Esta finca, antes de ser propiedad municipal, había sido la residencia privada de la familia Simeón, y a día de hoy se conservan elementos que en su momento formaron parte de ella: por ejemplo, el hórreo, utilizado en su día para guardar la cosecha, así como un cruceiro que está incluido en el Catálogo del patrimonio cultural de Galicia. Se conoce también como Cruceiro de Isabel García Blanco, porque fue uno de sus hijos quién lo encargó como homenaje a su madre. Es obra del reconocido escultor Francisco Asorey y data del año 1952. Isabel García blanco era muy conocida por su importante labor filantrópica en la ciudad de Santiago junto con su padre, Simeón García Olalla de la Riva, fundador de Banco Simeón: El Hospital de la Esperanza, el Cottolengo, o la fundación de la escuela de la Inmaculada son en sus orígenes prueba de dicha labor de filantropía.

Numerosos ornamentos como estatuas, macetas y columnas decorativas han llegado hasta nuestros días como testimonio del pasado esplendoroso de la antigua residencia familiar, que incorpora en su jardín este tipo de elementos, propios de la arquitectura palaciega, como símbolo de distinción.

En cuanto a las edificaciones, destaca una en particular, tanto por su belleza como por su estilo, una rareza en la ciudad que nos recuerda a las casas de indianos: se trata de una casona de estilo colonial de principios del siglo XX, residencia de la familia Simeón, rehabilitada por César Portela, actualmente Casa de Europa, destinada a dar alojamiento a académicos invitados e investigadores de diferentes países, que llegan a la ciudad para participar en actividades en colaboración con la Universidad de Santiago.

Edificio de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), de estilo moderno, longitudinal con grandes bloques de granito dispuestos de forma irregular, de aspecto liviano, a pesar de la aparente pesadez de sus elementos, en combinación a la vez con el vacío. Hay que destacar el muro a base de cds que se iluminan por la noche.

Escuela de altos estudios musicales, obra de Antón García Abril, Terminada en el año 2001, arquitectura muy peculiar a base de grandes piezas de granito con marcas de barrenado a la vista. En su interior, un lucernario dispuesto en la cubierta plana ilumina el espacio. Gracias a un ingenioso diseño, da la sensación de que está flotando sobre el terreno, aún a pesar de la solidez de sus elementos.

Centro de Estudios Avanzados de la USC, En este edificio se realizan parte de las actividades de académicos, investigadores y universitarios, siendo frecuente la celebración de congresos y conferencias.

Museo de Historia Natural, de estilo racional y modular e integrado en el entorno, gracias al uso de la madera como elemento constructivo. Esta pensado como un espacio dinámico, adaptable a posibles necesidades futuras de crecimiento. Diseñado por el arquitecto César Portela, atesora en su interior una extensa colección de zoología, botánica y geología con ejemplares procedentes de Galicia y del resto del mundo, lo que nos acerca al conocimiento de la biodiversidad terrestre y marina. Depende de la USC y sus objetivos son educar e investigar, cumpliendo también así una función social.

[/showhide]

¿Qué hacer?

El parque está abierto desde las 07:00 hasta las 22:00 horas. Cuenta con iluminación nocturna.

[showhide more_text=»Leer más» less_text=»Ocultar» type=»link4″]

  • Podremos realizar distintas actividades en nuestra visita a Finca Simeón, el recorrido por sus senderos nos invita a disfrutar de un hermoso paseo o sentarnos a descansar en uno de sus bancos a la sombra, incluso podremos desplazarnos en bicicleta por el interior del parque.
  • Es un espacio completamente accesible para personas con diversidad funcional. Esto sin duda es un aspecto que se tuvo muy en cuenta en los trabajos de rehabilitación y recuperación de este lugar para la ciudadanía.
  • Su entorno natural es idóneo para realizar disciplinas de relajación como yoga o taichí, ya sea de forma individual o en grupo, mientras gozamos de las vistas a la ciudad histórica desde una perspectiva diferente.
  • Si la visitamos con niños encontramos un parque infantil junto a la Casa Europa, con diferentes elementos para la diversión de los más pequeños. Incluso podremos disfrutar algunos domingos de los títeres en la sede de la SGAE.
  • No podemos irnos de Finca Simeón sin entrar al Museo de Historia Natural Luis Iglesias, porque de forma muy amena, podremos saber más sobre la biodiversidad terrestre y marina, desde un entorno multimedia e interactivo, así como ver una fantástica colección de muestras geológicas de minerales, piedras, fósiles o meteoritos. También nos acerca a otros ecosistemas más lejanos, como la selva sudamericana o la sabana africana. Cuenta además con la primera sala en España dedicada al suelo, donde podremos ver una reproducción a escala de un fragmento de terreno cortado en sección muy didáctico.  Ofrece la posibilidad de visitas guiadas. Para más información: http://www.usc.gal/museohn
  • También es un espacio saludable para visitar porque la piedra local, empleada como elemento constructivo en varios de sus edificios, es un material que emite hasta 80 veces menos cantidad de CO2 que el aluminio, lo que redunda en sostenibilidad y bienestar.
    El parque está abierto desde las 07 a las 22:00 horas. Cuenta con iluminación nocturna.

El centro histórico está a tan sólo unos minutos a pie, por lo que también podremos aprovechar para acercarnos fácilmente, y como no, seguir disfrutando de esta increíble ciudad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1985.

[/showhide]

Ir al contenido